sábado, 24 de enero de 2009

LA LLAVE

La llave hace girar
un engranaje interno.
Detrás los sueños.

Dos vueltas son suficientes.
Medida exacta, entera:
DOS.

La llave hace girar
un engranaje interno.
Viciada con el tiempo
hay que tirar un poco
al finalizar el último giro,
la segunda vuelta,
la que se clava en las sombras
con claro acento o grito:
DOS.

Dos vueltas son suficientes.
Detrás los sueños.

La llave hace girar.....
-¿ Donde la olvidaría?,
Dios mío, ¿Donde?-
.....un engranaje interno.

3 comentarios:

Manuel Díaz Escalera dijo...

Muy bonito Juan

A propósito . . . mira si tienes en el bolsillo la llave del aula de dibujo . . .

J.L. de Castro dijo...

Tienes que empezar a planificar tu primer libro de poemas. El claustro lo subvencionará, no te preocupes.Tu momento se acerca...

ALMA dijo...

que maravilla encontrarte,
que bonito...

un beso,

ALMA