domingo, 28 de febrero de 2010

EL GRITO


     Por un instante el pequeño azul de tus ojos
desplegó una vela ancha de añoranza.

    Tendió distancia
          los caminos....
                o las manos....
                        o el fresco aire de las amanecidas....

     Te marchas como la cometa que cortó el hilo
para que volaran las manos;
me dejas como el pez que se tragó su mar;
regresas como el relámpago del rayo que lanza un sol radiante
y a  nadie  deslumbra, pero se oye
y machaconamente nos recuerda un silencio oscuro
oradando en la gruta de lo pasado y no vivido.

    Fué solo un instante que el pequeño azul de tus ojos
desplegó una vela ancha de añoranza
y vi mi sombra reflejada en su blancura.

    El azufre  forma costras
en el eco de la estancia desnuda
resecando la garganta, llenando de agujas el grito.
               
                                                 Juan Delgado Martín-Prat

2 comentarios:

Ktana dijo...

Mi sobrina esta viva, pero en shok, ella se fue a Constitucion , paraiso de surfistas universitarios aca en Chile despues del terremoto y el tsunami, vio pasar las tres olas de 20, 15 y 1o metros , consecutivas y vio como pasaban niños, mujeres, ancianos, de todo sin poder ayudarlos, en una noche de luna llena los gritos desesperados la despiertan de día y de noche, la acuno y ya es grande , solo llora, su hermano de 16 nunca mas apareció, la rescatamos llena de barro, vagaba por las calles, solo lloraba...ella sabe lo que es el grito , nunca mas lo olvidara

ANGEL VIRGILIO dijo...

No es mi deseo llenar todos los espacios de comentarios, trato de disfrutar esta buena lectura que no es común, pero este “Grito” es tan desgarrador que no se puede pasar inadvertido.