miércoles, 1 de julio de 2009

DESPIERTA: ES LA HORA


Despierta: es la hora.
El susurro de los astros
rozando sus estelas ha cesado.

Mira todo
puesto boca abajo.
Caracoles recorriendo
las menudas distancias,
de la cómoda a la puerta,
de la puerta a la cama,
de la cama al jarron caído,
del jarrón caído a la desesperanza...
entre hojas intactas
van baboseando tus entrañas.

Los hilachos de vida
destejidos en el tiempo blando,
cuando derretíamos,
en las mañanas con escarcha,
los guijarros del arroyo
con el calor de nuestras manos,
al soplo azul giran mecidos
entre los rayos de luz que cincela
la persiana medio echada.

Despierta: es la hora.
El aire se llena de lágrimas
mientras que un ángel moribundo
recostado en el diván
canturrea una última canción.

7 comentarios:

Mónica López Bordón dijo...

Hermoso el poema. Contundente en cada verso.

Besos
Mónica

Ktana dijo...

que maravilloso como escribes, además la música acompaña muy bien.

Me encanta pasar por tu blog

María dijo...

Creo que me has dado una idea excelente, desde mañana, al menos unos minutos, miraré al mundo del revés.
Esta noche insomne, no ha resultado del todo baldía, he hecho un agradable descubrimiento y con tú permiso, volveré a menudo.

Joan Tristany dijo...

Genial.para mi este poema es original, emotivo y una verdadera genialidad.
Aplausos y un abrazo
Joan

Juan Delgado Martín-Prat dijo...

Joan, agradecido por tus aplausos. Aplaudo, con fuerza, tu generosidad.
Un abrazo

Carmen dijo...

versos dignos del colofón de "El Tenorio". Nada más apropiado para este puente de los muertos, por más que quieran los de afuera disfrazarlo de Halloween. ¡Qué pedazo de poeta!

v. nieve dijo...

Juan con dos cojones, la poesía rotunda que estalla en el aburrimiento de la tarde, opciones al tedio vigente